Canelones de jamón y espinacas

Las verduras de hojas verdes son reconocidas porque aportan grandes beneficios para nuestra salud. Concretamente las espinacas tienen una composición nutricional que incluye una gran variedad de vitaminas y minerales, como vitamina A, C, E, B6, riboflavina, manganeso, magnesio, y también, hay que desmontar un mito, no son muy ricas en hierro.

Tiene propiedades antioxidantes.

Contienen muy pocas calorías, ya que la mayoría de su composición es agua, por lo que son muy recomendables en dietas de adelgazamiento. Apenas contienen 23 calorías por 100 g de producto.

Es un planta anual por la que se puede comprar fresca durante todo el año. También se vende congelada. En los supermercados podéis encontrar bolsas con espinacas troceadas, lavadas, ya listas para su consumo. Son muy prácticas a no ser que vayamos a emplear las hojas enteras.

INGREDIENTES 2 P:

  • 50 g de espinacas ( unos dos puñados de las que venden en bolsas ya cortadas y lavadas )
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 6 lonchas de jamón serrano
  • 2 tomates maduros ( o 2 cucharadas de tomate frito )
  • 8 placas de canelones
  • 1 cucharada de harina
  • 6 cucharadas de aceite de oliva 0,4º
  • Sal
  • Pimienta

Picar la cebolla. Cortar los ajos por la mitad, con piel.

Escaldar las espinacas. Introducirlas en agua hirviendo con una pizca de sal, 1 minuto.

Escurrir y reservar.

En una sartén poner las 6 cucharadas de aceite, cebolla y ajo. Salpimentar. Fuego medio 4 minutos.

Escaldar los tomates. Para ello introducirlos en agua hirviendo con una pizca de sal. 1 minuto. Si les hacéis un corte en forma de cruz en la base, os resultará mucho más fácil pelarlos. Cortar en trozos medianos.

Añadir a la sartén. 5 minutos. Si utilizáis tomate frito, añadirlo y directamente poner las espinacas. Si utilizamos tomate natural, dejar 5 minutos, moviendo de vez en cuando para que no se queme, y después las espinacas.

1 minuto. Sacar los ajos.

Añadir una cucharada de harina. 1 minuto sin dejar de mover.

Cortar cada loncha de jamón por la mitad, y luego en tiras.

Añadir a la sartén. Dar una vuelta y apagar el fuego.

Reservar el relleno.

Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Introducir las placas de pasta en agua hirviendo con una pizca de sal, de una en una para que no se peguen.

Sacar, pasar a un bol con agua fría.

Colocar sobre un paño de algodón blanco para que se escurran.

En el centro de cada placa poner un poco de relleno.

Enrollar.

Ir colocándolos en un fuente de horno.

HACER UNA BECHAMEL: dos cucharaditas de mantequilla, una cucharada de harina, dos vasos de leche y una pizca de sal.

En un cazo poner la mantequilla. Cuando de derrita, añadir la harina. Con unas varillas, mover hasta que se disuelva.

Añadir la leche. Dejar a fuego medio hasta que vaya espesando. Ir moviendo con las varillas constantemente para que no se formen grumos.

En este caso queremos una bechamel ligera, que no quede muy espesa.

Verter sobre los canelones.

Rallar queso emmental, o utilizar queso ya rallado.

Poner sobre los canelones e introducirlos en el horno precalentado a 220º, arriba y abajo.

Meter en el horno 15 minutos y….A COMER!!!!

Para vegetarianos, sustituir el jamón por espinacas. En lugar de 50 g, poner 150 g.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: