Coliflor gratinada

La coliflor es una verdura que pertenece a la misma familia que por ejemplo el brócoli o las coles de Bruselas. No deja indiferente, o gusta mucho o no gusta nada.

Tiene muchas propiedades beneficiosas para muestra salud, entre las que caben destacar:

  1. Su alto contenido en fibra que ayuda a hacer la digestión y prevenir el estreñimiento
  2. Vitaminas y minerales como la vitamina C, vitamina K, potasio, magnesio, manganeso, fósforo….
  3. Es antioxidante
  4. Fuente de colina que ayuda con el sueño y la memoria
  5. Tiene muy pocas calorías, solo 25 por 100 g, ya que apenas contiene hidratos de carbono, proteínas y grasas y su contenido en agua es altísimo ( 89% )

Podríamos seguir pero lo que esta claro es que tiene unas características muy beneficiosas para nuestro organismo.

Muchas veces os doy los ingredientes para solamente una persona, ya que se suele pensar que para uno no vale la pena ni cocinar. Si que es cierto que hay muchas recetas, como guisos y arroces, que para que salgan buenos hay que hacer más cantidad. Pero hay muchas recetas que si que se pueden hacer individuales. Como digo siempre, si sois más, multiplicar los ingredientes por el número de personas.

INGREDIENTES 1 P:

  • Media coliflor pequeña
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharada de harina
  • 2 cucharaditas de mantequilla
  • Media cucharadita de nuez moscada
  • Media cucharadita de sal
  • 15 g de queso emmental rallado ( 4 cucharadas )

Lo primero que tenemos que hacer es cocer la coliflor. Para que no huela utilizar una olla rápida.

Limpiar bien la coliflor, meter en la olla, cubrir con agua y añadir una pizca de sal. Cerrar. Fuego al máximo.

En cuanto suban los anillos, o comience a pitar, bajar el fuego al mínimo y dejar 3 minutos. Apagar. Mucho cuidado, no abrirla hasta que los anillos hayan bajado.

En una sartén derretir la mantequilla.

Añadir la harina. Mover bien con unas varillas.

En cuanto se dore muy ligeramente, añadir la leche. no dejar de mezclar con las varillas para que no se formen grumos.

Incorporar la nuez y sal.

Fuego medio – fuerte.

En unos 2 minutos ya la tenemos bastante espesa. Debe quedar un poco líquida ya que luego va al horno y espesará más.

En una fuente de horno colocar la coliflor y verter encima la bechamel.

Queso rallado por encima y….

….al horno.

15 minutos con el horno a 220º, arriba y abajo.

Lo podéis tener preparado con antelación, y en el último momento meter en el horno.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: