Caracoles al estilo de mi abuela

Los caracoles se pueden cocinar de muchas maneras.

Esta es una receta de mi abuela y esta riquísima.

A mí los que más me gustan son los avellanencs pero se puede hacer con cualquiera de ellos.

Si los compramos envasados al vacío o congelados, simplemente los enjuagamos bien y ya los tenemos listos, en ambos casos vienen ya cocidos.

Si los compramos vivos en el mercado el proceso es un poco más largo. Seguidamente os lo explicaré.

INGREDIENTES 4p:

•300g caracoles ( yo en esta receta he utilizado los caracoles llamados cristianos )
•3 cebollas pequeñas, aprox. 150g
•200g tomate frito
•300g de bachoqueta (judía verde fina)
•15 almendras fritas
•2 ajos
•2 guindillas
•Una cucharada colmada de harina
•Una cucharadita rasa de pimentón
CÓMO SE COCINAN LOS CARACOLES SI LOS COMPRAMOS VIVOS EN EL MERCADO.
Se venden en mallas.
Ponerlos en un bol con agua que les cubra. Se dejan un rato. Se frotan entre ellos con las manos para que suelten toda la porquería y se les cambia el agua. Así hasta que el agua salga limpia. ¡¡¡ Cuidado!!! Tenemos que vigilarlos porque al sacar las mollas trepan por el bol y se escapan.

Ponerles una tapa para evitar que se escapen.

Como veis sacan todas las mollas.

Introducir en una bolsa de plástico con agua y cerrar sin dejar burbujas de aire. Tenerlos en la bolsa unas 12 horas. Esto se hace para que acaben de sacar las mollas.

Poner en una olla con agua que los cubra. Añadir una ramita de romero. Cocer 10 minutos a fuego muy bajito para que las mollas no se escondan.

Subir el fuego y dejar otros 10 minutos.
Como veréis sueltan mucha espuma.
Enjuagar con agua caliente. Reservar.

Rallar o picar las cebollas. Sofreír en una sartén con un poco de aceite.

Añadir el tomate frito. Darle unas vueltas.

Añadir la harina y el pimentón. Lo movemos un poquito y lo sacamos enseguida del fuego porque se quema muy rápido.

Cortar los extremos de la bachoqueta y si es muy larga, partirla por la mitad.

En un mortero hacer un majado (machacar) con las almendras, los ajos que los hemos frito previamente en una satén, sin piel y las guindillas. Yo es este caso le he puesto dos guindillas. Sale bastante picante. Si no os gusta mucho el picante podéis poner una o no ponerle, pero para mi el toque picantito es fundamental.
Ponemos una olla al fuego con 1,5 litros de agua. Añadimos:
Caracoles, sofrito de cebolla y tomate, majado del mortero y bachoqueta.
Salar.

Dejamos cociendo a fuego medio durante una hora hasta que la bachoqueta esté muy blandita y el agua se haya reducido casi a la mitad.

Este plato esta más bueno hecho de un día para otro.

Lo mejor, mojar pan en la salsa. Buen provecho y a comer.

Como os dije esta receta se puede hacer con cualquier tipo de caracol. Estos son mis favoritos. Los avellanencs, son pequeñitos pero muy ricos de sabor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: