Cucharitas de boquerones marinados y tomates confitados

INGREDIENTES 12 CUCHARITAS:

  • 6 tomates de pera
  • Dos cucharaditas de sal, una para escaldar los tomates y otra para caramerizarlos
  • Una cucharada colmada de azúcar
  • 5 cucharadas de aceite 0,4º

Escaldar los tomates: en un cazo con agua y una cucharadita de sal poner los tomates, cuando el agua comience a hervir, dejar 1 minuto.

A los tomates les hemos hecho una cruz en la base de manera que nos será facilísimo pelarlos.

Colar.

Pelar y cortar el tres partes eliminando todas las semillas y la parte central blanca que resulta muy dura.

Todos estos restos no tirarlos, ponerlos en un colador y recuperar todo el jugo que sueltan.

En una fuente de horno colocar los tomates, una cucharadita de sal, una cucharada de azúcar, 5 de aceite y el jugo que hemos recuperado de los tomates. Impregnarlos bien dándoles la vuelta. Horno 110º – 1,5 horas

Dar la vuelta, un poco más de azúcar y otra hora y media.

Conservar en la nevera con aceite virgen extra.

Vamos con los boquerones.

Para esta tapa nos harán falta 6 lomos, o sea 3 boquerones pero ya que os ponéis, hacer más y conservarlos en un taper con aceite virgen extra en la nevera. Los podéis utilizar para muchos platos o comer tal cual. Pedir a vuestro pescadero que os quite la tripa. Congelarlos, es muy importante para evitar el anisakis.

Ahora os toca a vosotros: descongelarlos, cortar la cabeza y con los dedos separar los lomos. Eliminar la espina con cuidado de no romper los lomos. Cortar la cola y limpiar por los bordes , alguna espina que puedan tener y la parte negra. Yo esto lo hago poniéndome unos guantes de latex ya que si no las manos huelen un montón a pescado y no hay manera de quitarlo.

Colocar los filetes de boquerón en un recipiente de cristal.  Ponerles por encima una cucharada de sal. A la nevera dos horas.

Enjuagarlos con agua para eliminar la sal. Escurrir.

Conservar en un taper en la nevera, cubiertos de aceite virgen extra, perejil y ajo picado.

Aguanta varios días.

Filetear una trufa. La podéis comprar  en cualquier supermercado en un bote de cristal, en conserva.

Cocer 2 patatas de 150g cada una en un cazo con agua y una cucharadita de sal. En unos 20 minutos están listas. Para comprobar que ya están introducir un pincho o tenedor, tiene que entrar con facilidad. Dejar enfriar.

Pelar. Cortar en rodajas de medio cm y con un cortapastas de 2 cm de diámetro hacer círculos. Si no tenéis, emplear un cuchillo y vuestra destreza.

Lo podéis tener hecho con antelación y conservar en la nevera en un bol con aceite, sal y un poco de pimentón dulce.

En una cucharita o platito colocar:

1.Círculo de patata

2.Escamas de sal

3.Gotitas de aceite virgen extra

4.Tomate

5.Boquerón

6.Acabar regando con el aceite con ajo y perejil donde hemos macerado los boquerones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: