Tosta de quesos, higos y gelatina de cebolla

La temporada de los higos es muy corta por lo que hay que aprovecharla.

También podéis hacer esta tosta con uvas que normalmente encontramos durante todo el año.

Los higos son muy beneficiosos para nuestro organismo:

  • Tienen un alto contenido en hidratos de carbono por lo que se recomienda comer 2-3 piezas antes de hacer ejercicio. Parte de la energía que no se utiliza de forma inmediata, se acumula en el hígado y músculos en forma de glucógeno y facilita la recuperación tras un entrenamiento
  • Ayuda a combatir el estreñimiento debido a su alto contenido en fibra que favorece el transito intestinal
  • Aportan betacaroteno o provitamina A que se transforman en el cuerpo en Vitamina A, muy buena para la vista y con acción antioxidante que previene el envejecimiento
  •  Calcio que favorece la densidad osea
  • Contiene oligoelementos como el magnesio y potasio que ayudan a controlar la presión sanguínea

Lo que si es cierto es que se debe controlar su consumo en personas con sobrepeso o diabetes debido a su alto contenido en azúcares.

VAMOS CON LA RECETA!!!!

INGREDIENTES 2 TOSTAS:

  • Un trozo de una barra de pan de cristal de unos 10 cm ( o el pan que más os guste )
  • 2 higos
  • Media mozzarella
  • Un trozo de parmesano en una pieza
  • 1 cebolleta
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 cucharadas de aceite de oliva 0,4º
  • Media cucharadita de sal
  • Una cucharada de coñac
  • 1 hoja de gelatina
  • Unas hojas de romero

Cortar la cebolla en juliana.

Pochar en una sartén con el aceite y la sal. Dos minutos a fuego medio.

Añadir el coñac y dejar otros dos minutos para que se evapore el alcohol.

Momento de poner el azúcar. Bajar el fuego al mínimo y tapar. Dejar hasta que la cebolla esté muy blandita, unos 5 minutos. Mover a menudo para que no se queme.

Poner las hojas de gelatina a remojo en agua fría. Dejar 5 minutos, es suficiente para que se hidraten. Escurrirlas con las manos y añadirlas a la sartén donde tenemos la cebolla caliente. Retirar del fuego y poner en un taper rectangular y bajo. A la nevera 2 horas para que solidifique.

Pelar los higos y cortar en gajos.

Hacer lascas con el parmesano, láminas muy finas e irregulares.

Cortar la mozzarella en rodajas.

Colocar sobre cada tosta dos rodajas de mozzarella. Meter en el horno, precalentado a 220º, 5 minutos, hasta que el queso se funda. Mientras tanto sacar la gelatina de la nevera y cortar en cuadraditos.

Sacar el pan del horno, colocar sobre el queso unos gajos de higos, lascas de parmesano, gelatina de cebolla y culminar con unas hojitas de romero.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: