Langostinos Mery

Ahora que se va acercando la Navidad, os iré dando ideas para cocinar en esos días que recibís a vuestros familiares y amigos.

Esta es una receta que hacía siempre mi madre el segundo día de Navidad. No se por qué la llamaba así, langostinos Mery, pero ya se ha quedado el nombre. Está buenísima y tiene la ventaja de que es muy fácil y se puede hacer por la mañana y calentar en el momento de comer.

INGREDIENTES 2P:

  • 14 langostinos frescos medianos ( también los podéis comprar congelados, pero enteros, con cabeza, y nunca cocidos )
  • 150 g de rebozuelos
  • 1 cebolleta
  • 250 g de mejillones o clóchinas
  • 10 cucharadas de aceite de oliva 0,4º
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal
  • 100 ml de vino blanco ( medio vaso de agua )

Los rebozuelos son unas setas cuyo color varía entre amarillo y naranja. Su carne es muy sabrosa. Se pueden encontrar frescas ( aguantan mucho tiempo ), secas o en conserva.

Para mí son riquísimas, pero si no las encontráis las podéis sustituir por rebollones, e incluso champiñones.

Comencemos con los mejillones!!!

Como en el guiso los vamos a poner sin valvas, no es necesario perder mucho tiempo en limpiarlos. Simplemente ponerlos a remojo y frotarlos para limpiarlos bien por fuera, sin más.

Poner una olla al fuego, sin nada de aceite. Cuando esté bien caliente añadir los mejillones. Tapar. En cuanto se abran sacar del fuego. Dejar enfriar y retirar las valvas. Quitar las barbas que tienen en un lateral,  estirando de ellas con cuidado para que no se rompa la carne. Reservar la carne con el jugo que han soltado, previamente pasado por una estameña ( o un colador al que le ponemos encima un papel de cocina ), para eliminar cualquier impureza.

Esto se puede tener congelado.

Si los langostinos son congelados, descongelarlos sumergiéndolos en agua.

En una sartén con el aceite caliente, a fuego fuerte, freír los langostinos escurridos.

Vuelta y vuelta.

Retirar y reservar.

Cortar la cebolleta a cuadraditos.

Limpiar las setas con un paño o un cepillito, para eliminar la tierra, nunca sumergiéndolas en agua, y cortar en trozos pequeños.

En la misma sartén que hemos utilizado para los langostinos, pochar la cebolla. Salpimentar. 10 min con el fuego bajo.

Añadir las setas. Volver a salpimentar. Subir el fuego a media potencia, 1 minuto y tapar.

Dejar rehogando 5 minutos. Pasar a una olla.

En la sartén donde hemos cocinado, añadir el vino blanco. Dejar a fuego fuerte 2 minutos para que evapore el alcohol. Verter en la olla. De esta manera recuperamos todos los jugos que nos han quedado en la sartén.

Añadir a la cazuela los mejillones con el agua donde los teníamos reservados….

….y los langostinos con el aceite que han soltado en el plato.

Cocer a fuego bajo–medio, 5 minutos, removiendo de vez en cuando.

Servir los langostinos con piel o….

….si os animáis, peladitos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: