Escalopines de lomo de cerdo con salsa de caquis

Siempre me he preguntado cual es la forma correcta de escribir el nombre de esta fruta. Según la RAE la forma correcta es caqui, pero cada vez esta más extendida kaki.

El caqui es un árbol de la familia de las ebenáceas, originario de China y Japón.

Hace años el caqui que encontrábamos en el mercado era el tradicional, de pulpa blanda. Al contener muchos taninos, que lo hacen muy astringente, se dejaba madurar bastante para que estos taninos desaparecieran y perdiera su astringencia.

Estos son los caquis de toda la vida que se comían con cuchara.

Cada vez se encuentra más en el mercado la variedad Persimón. Tiene denominación de origen de la Ribera del Xúquer. El sabor es el mismo, pero su pulpa es mucho más dura, de manera que se puede exportar sin que se estropee en pocos días. Es como si fuera una manzana, se pela igual.

Para transformar un caqui en Persimón, el proceso es sencillo, claro de manera casera. Se coloca la fruta sin madurar del todo, en un recipiente amplio con un vaso con alcohol, puede ser ron, whisky u otro licor. Se cierra el recipiente y se deja una semana. El alcohol etílico que se desprende hace que la fruta madure y pierda la astringencia.

Industrialmente se colocan los caquis en cámaras en las que se sustituye el aire por CO2.

Esta fruta tiene muchas propiedades muy beneficiosas para nuestra salud. Una a destacar es la cantidad de fibra que contiene, y además su alto contenido en vitamina A, vitamina K, calcio y el antioxidante licopeno. También es importante su contenido en carbohidratos, lo que le hace ser una fruta muy recomendable para los deportistas, después de hacer ejercicio, para reponer energía, vitaminas y minerales.

Hoy haremos una receta con Persimón, aprovechando la temporada, que es bastante corta, de octubre a diciembre.

INGREDIENTES 2P:

  • 6 escalopines de lomo de cerdo
  • 1 caqui Persimón
  • Media cebolla pequeña
  • 3 ciruelas pasas
  • Una cucharadita de mostaza de Dijon
  • Una cucharadita de miel
  • Una cucharada de vinagre de vino tinto
  • Jengibre rallado ( también lo podéis poner en polvo )
  • Cayena en polvo
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva 0,4º

Picar la cebolla. Pochar en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Salpimentar. Al principio poner el fuego fuerte, y en cuanto el aceite comience a chisporrotear, bajar al mínimo. 10 minutos. Mover de vez en cuando.

Mientras tanto pelar y cortar el caqui en dados pequeños.

Las ciruelas también en trocitos.

Añadir a la sartén el caqui y las ciruelas, junto con el vinagre, mostaza, miel, jengibre y cayena. Dejar otros 10 minutos con el fuego al mínimo. No lo perdáis de vista, o se os quemará.

Hay que moverlo a menudo ya que se va haciendo como “un puré”.

En una sartén o una parrilla, con un poco de aceite, poner los lomos, cuando esté bien caliente. Salpimentar.

Vuelta y vuelta. El lomo si se hace mucho se queda muy seco.

Servir acompañado de la salsa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: