Alitas de pollo al horno con harissa y patatas cajún

La harissa es una pasta picante muy típica de Marruecos y Tunez, que se utiliza para elaborar el cous cous y los tajines. Además sirve para condimentar un montón de platos. Actualmente se puede encontrar en muchos supermercados, y por supuesto en tiendas magrebís. Se vende en tubos.

De todas formas si no la encontráis, podéis hacer esta receta de la misma manera sin ella, pero os la recomiendo, le da un sabor diferente y buenísimo.

INGREDIENTES 5 ALITAS:

  • 5 alitas de pollo partidas por la mitad
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de vinagre de jerez ( o el que tengáis )
  • 1 cucharada de harissa
  • Media cucharadita de tomate concentrado ( se vende en pequeñas latas junto con el resto del tomate enlatado )
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • Media cucharadita de cayena en polvo ( opcional )

Eliminar el exceso de grasa de las alitas.

En un bol mezclar todos los ingredientes. Añadir las alitas.

Remover bien.

Tapar con film. Dejar macerando en la nevera, un mínimo de 30 minutos, si es más, mejor. A mitad de tiempo de maceración, remover para que se impregnen bien por todos los lados.

Poner en una fuente de horno.

Meter en el horno, precalentado a 200º, arriba y abajo. Media altura. 20 minutos.

Mientras tanto preparar las patatas:

Emplearemos 1 patata mediana, 6 cucharadas de cajún.

Si compráis el condimento cajún en polvo, mezclar 2 cucharadas de él, con 4 cucharadas de aceite de oliva 0,4º.

Enjuagar las patatas muy bien, ya que las vamos a cocinar con piel.

Cortarlas en gajos grandes.

Primero comenzamos cortando la patata por la mitad. Si tienen alguna parte fea, eliminarla.

Cada mitad en dos y….

….otra vez cada trozo en dos. Si algún gajo queda muy grande, partirlo en tres.

En un bol mezclar las patatas con el cajún y aceite.

Poner en una fuente de horno con todo el aceite especiado y, meter en el horno junto con las alitas que ya llevarán unos 5-7 minutos.

Sacar las alitas y patatas a los 20 minutos de haber puesto el pollo. Dar la vuelta a las alitas, mover las patatas, y volver a introducir en el horno 20 minutos.

Para terminar, subir la bandeja del horno al máximo  y dorar durante 5 minutos.

En lugar de acompañar las alitas con patatas cajún, las podéis acompañar con patatas fritas, asadas….

Yo os he dado esta receta, que os la recomiendo, esta buenísima, pero podéis hacer las alitas al horno, de la misma manera pero sin tanto condimento. Simplemente mezclar las alitas con aceite, sal, pimienta y las especias que más os gusten, y si tenéis y os gusta, un toque de miel y picante.

Un comentario sobre “Alitas de pollo al horno con harissa y patatas cajún

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: