Dorada en papillote al horno con un toque japonés

Cocinar “en papillote” es una técnica muy sencilla con la que se cocinan gran cantidad de productos aprovechando al máximo sus cualidades.

El término proviene del francés, “ en papillote “, significa  “en paquete “.

La técnica consiste en cocinar los alimentos envueltos herméticamente. El calor se aplica en el exterior del envoltorio, y de esa forma el alimento se cocina en su propio jugo, con el vapor que se desprende en el interior del paquete.

Se puede cocinar en el horno, microondas o vaporera. También hay unos recipientes de silicona que resultan muy prácticos ya que el alimento se introduce en ellos, sin necesidad de envolverlo.

Si no tenéis estos recipientes, utilizar papel de horno sulfurizado, o papel de aluminio.

Con esta técnica, los alimentos que se suelen cocinar, son pescados y verduras.

Esta manera de cocinar es muy baja en grasas y mantiene todas las propiedades nutricionales de los alimentos, por lo que es ideal para todo el mundo, pero especialmente para personas con dietas de adelgazamiento.

Hoy vamos a hacer una dorada con un toque oriental.

INGREDIENTES 1 P:

  • 1 dorada de unos 450 g
  • 1 trozo de jengibre fresco ( 25 g )
  • Media cebolla tierna
  • 1 cucharada de cilantro fresco picado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • Aceite de girasol
  • Sal

Pelar el jengibre, cortar en láminas finas.

Colocar en una sartén pequeña, cubiertas con aceite de girasol. Poner al fuego, y cuando el aceite comience a hervir, apagar  y dejar enfriar. De esta manera se infusionará y conseguiremos un riquísimo aceite de jengibre.

Cortar la cebolla en juliana fina.

Pedir a vuestro pescadero que os quite las tripas y las escamas de la dorada. Sacar los lomos es muy sencillo, ahora os lo explico.

Cortar la cabeza.

Hacer un corte, donde acaba la cola, solo hasta la espina. Introducir por él un cuchillo bien afilado, e ir separando el lomo de la espina. El cuchillo se tiene que ir desplazando a ras de la espina, desde la cola hacia la cabeza. Repetir la misma operación por el otro lado. Ya tenemos los dos lomos, ahora solo nos queda separar la carne de la piel. Empezando, otra vez, por la cola, introducir el cuchillo entre la carne y la piel. Sujetar la piel con la mano e ir avanzando con el cuchillo hacia delante, siempre estirando bien de la piel.

De todas formas, se lo podéis pedir a vuestro pescadero.

Poner sobre una fuente de horno papel sulfurizado. Colocar encima los lomos de pescado, salpimentados, y sobre ellos la cebolla. Regar con el aceite de jengibre, unas dos cucharadas. Reservar el resto.

Cerrar muy bien el paquete, doblando los bordes o atando el paquete con hilo de cocina.

Meter en el horno, precalentado a 190º, durante 10-15 minutos.

Sacar del horno, abrir el paquete y con una espátula, con cuidado para que no se rompa el pescado, colocar sobre el plato donde lo vamos a servir.

Servir regado con salsa de soja, un poco del aceite de jengibre reservado y cilantro picado.

Una manera diferente de hacer el pescado que os va a encantar!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: