Conejo con caracoles

El conejo es una carne que muchas veces no gusta, sin embargo es muy sabrosa y a la vez suave de sabor, y tiene muchas propiedades buenas para nuestra salud. Es muy apreciada en la cocina mediterránea, sin ir más lejos, se emplea para hacer la famosa paella valenciana.

Entre sus cualidades destaca:

  • Proteínas de alto valor biológico
  • Bajo contenido en grasa
  • Al contener muy poca cantidad de ácido úrico, es una carne apta para personas con gota
  • Fuente de potasio, imprescindible para el buen funcionamiento del sistema nervioso
  • También contiene hierro, fundamental para los huesos, y es rica en vitamina B3, B6 y B12

En fin, es una carne cuyo consumo se recomienda para todas las edades. Barata, muy rica y versátil, se puede hacer con ella infinidad de platos.

Hoy vamos a hacer un guiso de conejo con caracoles.

He comprado los caracoles congelados. Ya están limpios y cocidos. Para hacer un guiso van muy bien ya que te ahorran un montón de tiempo, no hay que purgarlos, limpiarlos y hervirlos, están ya listos para meter en la cazuela.

INGREDIENTES 3P:

  • 600 g de chuletas de conejo, 9 unidades ( las podéis encontrar en bandejas en el supermercado. También se puede emplear otra parte como la pierna o bracito )

  • 1 bolsa de caracoles precocidos y ultracongelados de 400 g ( 60 unidades )
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina
  • Media cucharadita de pimentón dulce o picante, el que más os guste
  • 12 cucharadas de aceite de oliva 0,4º
  • 1 litro de agua
  • 100 ml vino tinto ( medio vaso de agua )
  • 2 tomates pera
  • 1 hoja de laurel
  • 3 ramas de perejil
  • 1/3 de rama de canela
  • Romero, tomillo
  • Sal, pimienta

Sacar los caracoles del congelador y poner en un colador para que se vayan descongelando.

Hacer un bouquet garni con la canela, laurel, ramita de romero y tomillo. Si no tenéis romero y tomillo en rama, poner un poco de los que se venden en bote.

En una olla grande poner el aceite y dorar el conejo. Salpimentar. Fuego fuerte.

Que quede bien dorado por ambos lados. Sacar y reservar.

Picar la cebolla y los ajos.

Rehogar en el mismo aceite donde hemos dorado el conejo. Salar. Bajar el fuego. 5 minutos.

Mover de vez en cuando, para que la cebolla coja todos los restos que han quedado de freír el conejo.

Escaldar los tomates ( introducir en agua hirviendo 1 minuto ), pelar y trocear. También podéis utilizar tomate frito. Introducir en la olla. 5 minutos. Si ponéis tomate frito, una vuelta y listo.

Momento de poner la harina y el pimentón.

Una vuelta y añadir el vino. Subir el fuego y dejar 2 minutos para que se evapore el alcohol. No dejar de mover ya que como tiene harina se puede quemar con facilidad.

Añadir el bouquet y las ramas de perejil. Un par de vueltas y…..

….volver a poner el conejo reservado. Otras dos vueltecitas para que todo se mezcle bien y….

….añadir 1 litro de agua. Cocer 1 hora, tapado, a fuego bajo.

Probar de sal.

incorporar los caracoles.

Cocer 10 minutos todo junto destapado. Por último rectificar de sal y listo.

Es un guiso que aguanta varios días en la nevera. Incluso esta más bueno de un día para otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: