Fusilli de lentejas rojas con chorizo y tomates secos

El fusilli es una pasta con forma helicoidal de unos 4 centímetros de largo.

Para elaborar la receta de hoy vamos a utilizar fusilli de lentejas rojas. Cada vez es más habitual encontrar en los supermercados pastas elaboradas con harina de legumbres en lugar de harina de trigo.

Al procesarse las lentejas para elaborar la harina, estas pierden algunas de sus propiedades, por lo que si tomamos esta pasta no quiere decir que nos estemos tomando un plato de lentejas, pero es cierto que también mantiene muchas de sus propiedades. Esta harina contiene más proteínas y fibra que la de trigo y menos azúcares y grasas, por lo que cada vez es más consumida por el público «healthy». Otra de las ventajas es que no contiene gluten lo que la hace apta para celiacos.

Tiene un sabor muy bueno que combina perfectamente con el chorizo, como las tradicionales lentejas con chorizo. Esta misma receta se puede hacer con todo tipo de pasta, así como utilizar los fusilli de lentejas para elaborar cualquier otra receta. Al cocerlos percibiréis un ligero olor a lenteja, pero al mezclarlos con cualquier salsa su sabor apenas es perceptible.

INGREDIENTES 3P:

  • 240 g de fusilli de lenteja roja

  • 2 tomates secos ( para no tener que hidratarlos podéis comprar un bote de tomates secos en aceite )

  • 100 g de chorizo ibérico
  • 1 cebolla dulce mediana ( 150 g )
  • 1 ajo
  • 150 g de tomate frito ( 6 cucharadas )
  • Queso rallado
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Perejil
  • 6 cucharadas de aceite de oliva 0,4º
  • Sal
  • Unas gotas de tabasco ( opcional )

Pelar y picar la cebolla y el ajo.

Rehogar en una sartén con las 6 cucharadas de aceite y una pizca de sal. Fuego bajo 10 minutos.

Mientras se va pochando la cebolla y el ajo, pelar el chorizo, cortar en rodajas y cada rodaja en cuatro.

Añadir a la sartén y rehogar 3 minutos más.

Incorporar el tomate frito y el azúcar. Seguir rehogando 10 minutos a fuego suave. Mover de vez en cuando.

Terminar añadiendo los tomates secos en trocitos.

Hervir la pasta en una olla con agua y una cucharadita de sal.

Seguir las instrucciones del fabricante. Normalmente esta pasta tarda un poco más en cocerse que la de harina de trigo.

Escurrir.

Añadir a la sartén donde tenemos la salsa. Dar una vuelta.

Servir en un plato, espolvorear con el queso rallado y el perejil picado …Y LISTO!!!!!

Una receta que se hace en un momento y os va a encantar, tanto a niños como a mayores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: